POR EL LEVANTAMIENTO DE LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL SOBRE VACUNAS, PRUEBAS Y TRATAMIENTOS ¡YA!

En todo el mundo 10.000 personas mueren a diario de COVID. Mientras que los países ricos y acomodados tienen acceso a los tratamientos, vacunas y diagnósticos contra el COVID, la mayoría de la población mundial, que vive en países de ingresos bajos y medios, tiene poco o ningún acceso a ellos.  Esto se debe a que los derechos de

propiedad intelectual, incluidas las patentes, protegen los beneficios de las empresas farmacéuticas. Las empresas farmacéuticas y los gobiernos de los países ricos, entre ellos Suiza y la Unión Europea, se oponen a la supresión de estos derechos en la OMC. ¡Movilicémonos para acabar con este apartheid vacunal!

FIRMA EL LLAMAMIENTO DE GINEBRA

POR EL LEVANTAMIENTO DE LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL SOBRE VACUNAS, PRUEBAS Y TRATAMIENTOS ¡YA!

Las grandes farmacéuticas tienen de rehén a los habitantes de los países de renta baja y media porque reservan sus suministros de vacunas, a precios elevados, para los países más solventes. La falta de acceso universal inmediato a vacunas, tratamientos, pruebas y otras tecnologías podría provocar cientos de miles de muertes y la aparición de más variantes contagiosas. Desde el 2 de octubre de 2020, cuando los países del Sur, encabezados por Sudáfrica y la India, pidieron a la OMC que se levantaran los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas, las pruebas y los tratamientos, etc., a lo que se negaron la Unión Europea y Suiza en particular, ¡una media de 10.119 personas muere al día por esta enfermedad! La Conferencia Ministerial de la OMC se reúne del 30 de noviembre al 3 de diciembre en Ginebra: ¡aprovechemos esa oportunidad para movilizarnos y gritar nuestro desacuerdo con esta política de “apartheid” sanitario y para exigir el levantamiento de los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas, los tratamientos y los diagnósticos COVID!

Las vacunas se desarrollaron con fondos públicos. Aunque se distribuyen masivamente en los países ricos, su venta hoy sólo beneficia a los grandes accionistas de las grandes farmacéuticas, que ven cómo se disparan sus dividendos. Estamos en contra de esa lógica y denunciamos que la supresión de los derechos de propiedad intelectual permitiría un acceso mucho más amplio a las vacunas, los tratamientos y los diagnósticos y salvaría cientos de miles de vidas humanas. Un notable estudio de la organización de consumidores estadounidense Public Citizen, en colaboración con investigadores de la Universidad de Oxford, demuestra que, si se eliminan las patentes, la protección de la información no divulgada y la transferencia de tecnología, se puede vacunar al mundo y erradicar la pandemia.

Levantar la propiedad intelectual: una solución rentable para salvar millones de vidas
Utilizando los mismos métodos de planificación que la industria farmacéutica utiliza para preparar sus planes de emplazamiento de industrias, el estudio demuestra de forma convincente que la comunidad mundial podría crear centros regionales capaces de producir ocho mil millones de dosis de vacunas para mayo de 2022. Esto permitiría vacunar al 80% de la población con un coste de 9.400 millones de dólares, equivalente al presupuesto anual del ¡Estado de Ginebra!, una miseria teniendo en cuenta los cientos de miles de vidas que se podrían salvar. Esta cifra es aún más reveladora si se compara con las decenas de miles de millones de subvenciones gubernamentales que reciben los trusts farmacéuticos para desarrollar vacunas… ¿Realmente queremos que estas inversiones públicas se utilicen únicamente para vacunar a las poblaciones de los países ricos con el riesgo de no librarse nunca del COVID-19 mientras se permite que unos pocos privilegiados amasen fortunas colosales?

Movilicémonos por la vida de todos y contra los beneficios de unos pocos
La lucha contra el Covid-19, y también contra todas las demás enfermedades y problemas de salud, debe librarse a escala mundial suprimiendo la lógica de la maximización del beneficio. La producción de medios de prevención, vacunas, medicamentos, etc., y también el cuidado de los enfermos, no puede depender de si eso deja ganancia ni de si los enfermos pueden pagar. El control público de la investigación, la industria farmacéutica y el sector hospitalario, así como el desarrollo de una sanidad pública gratuita y de calidad, son, por tanto, más esenciales que nunca. En este sentido, el ejemplo de Cuba, con el desarrollo de su vacuna pública y con su solidaridad internacional en el campo de la salud, muestra el camino. La Conferencia Ministerial de la OMC se cancela, pero la movilización continúa. El apartheid de las vacunas ha dado lugar a una variante: ¡la movilización es más necesaria que nunca y gritar que estamos en contra de esa política de “apartheid sanitario” y exigir el levantamiento de los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas, los tratamientos y todos los demás productos médicos, pues sólo así se podrá impedir que continúe la propagación del Covid-19! Esto es esencial para garantizar el derecho a la salud para todos.

En todas partes, ciudadanos, asociaciones, sindicatos, representantes electos, aprovechemos este Día de la Vergüenza para manifestarnos y reclamar el acceso universal y efectivo a las vacunas, los tratamientos y los diagnósticos que deben ser considerados bienes comunes. Mantener los derechos de propiedad intelectual es un delito. ¡Apoyemos a los países del Sur exigiendo que se levanten sin más demora esas prohibiciones! El 30 de noviembre a las 17.30 horas en Ginebra, plaza Lise-Girardin, habrá una gran manifestación con velas. ¡Nadie debe faltar! Te esperamos.

QUIERO

FIRMAR

EL RECURSO

ORGANIZACIONES FIRMANTES

Amnesty international Suisse

Abrasco – Associação Brasileira de Saúde Coletiva (Brazil)

Association International des Droits de l’Homme et du Développement Social (AIDHDES)

Association Jardins de Cocagne solidarité Nord-Sud (Genève)

Association for Proper Internet Governance (Switzerland)

Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES)

Association pour l’aide médicale en Amérique centrale (AMCA)

Attac Austria & France & Norway & Suisse

Avenir Syndical (Genève)

Centrale Sanitaire Suisse Romande (CSSR)

Centre Europe – Tiers Monde (CETIM)

CGAS

Centre kurde des Droits de l’Homme (Switzerland)

Collectif brevets sur les vaccins. Stop ! Réquisition (France)

Comité pour l’Abolition des dettes Illégitimes (CADTM)

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO)

Coordination Nationale des Comités de défense des hôpitaux et maternités de proximité (France)

Defence for Children International (Geneva)

Ecologistas en Acción (Spain)

Forum alternativo (Suisse)

Forum per il diritto alla salute (Milano)

Gen-ethisches Netzwerk e.V. (Germany)

Grève du Climat Genève

Health Global Access Project

Ibn Sina Academy of Medieval Medicine and Sciences

Indonesia for Global Justice

Initiative citoyenne européenne. Pas de profits sur la pandémie (France)

Initiative citoyenne européenne (Italie)

International Transport Workers’Federation  (ITF)

ISDE Italia – Associazione Medici per l’Ambiente 

Marche mondiale des femmes

Médecins du Monde International

Médecins du Monde Suisse

Medico International Schweiz

mediCuba-Suisse

MultiWatch

No Profit on Pandemic

Our World Is Not for Sale (OWINFS)

Pacto Por la Salud y la Vita (Colombia)

People Health Movement

Pharmaceutical Accountability Foundation

Public services international

Réseau québécois sur l’intégration continentale (RQIC)

SIT

Syndicat des Services Publics (SSP, région Genève)

Society for International Development (SID)

UNIA

Union Syndicale Solidaires (France)

Universities Allied for Essential Medicines (UAEM, Europe)

Viva Salud

 

Las organizaciones que deseen firmar el llamamiento deben ponerse en contacto con stefania.prezioso_batou@parl.ch.